Infórmate

Tu fuente de información para mantenerte al día de las últimas tendencias que afectan a la justicia de género y los derechos de las mujeres en todo el mundo

Nunca puede haber cambio político sin cambio cultural

Gabby De Cicco*

Como parte del compromiso constante de AWID de construir trabajo creativo entre movimientos, estamos explorando múltiples maneras de trabajar con artistas y creadorxs culturales de diversos movimientos sociales, y aprender de ellxs, como un medio para generar solidaridad, estimular conexiones creativas y facilitar el aprendizaje mutuo.


Este trabajo busca fortalecer y afirmar el papel que el arte y la cultura juegan en los movimientos, organizaciones y redes por la justicia social a nivel local, nacional e internacional. Sabemos que el arte y la expresión cultural pueden ser herramientas increíblemente potentes y ayudar a traducir ideas políticas complejas en formas más accesibles y atractivas. Esta entrevista, junto a otros materiales tales como nuestra serie «Los Movimientos Importan», presentada recientemente, es parte de nuestro esfuerzo para amplificar el importante trabajo que artistas y creadorxs culturales ofrecen a la construcción de movimientos y la organización por la justicia social.

AWID conversó con la artivista Favianna Rodriguez acerca del rol que juega el arte como una herramienta de resistencia y sobre lo que se necesita para cambiar las palabras y acciones odiosas y perjudiciales en Estados Unidos, bajo la administración del recién electo presidente Trump.


AWID: ¿Podrías contarnos un poco sobre ti y tu trabajo?

Favianna Rodriguez (FR): Soy artista y estoy sirviendo mi último periodo como Directora Ejecutiva de una organización de la cual soy cofundadora, llamada Culture Strike.

Cofundé Culture Strike porque realmente quería crear un espacio para artistas que trabajan en la intersección de los movimientos sociales y las artes. Quería abrir un espacio de apoyo donde lxs artistas verdaderamente pudiéramos idear estrategias para crear una cultura que refleje nuestros valores y también plantear la noción de que el cambio cultural precede al cambio político.

Creo que con frecuencia se subvalora el rol de lxs artistas. Es visto como algo «lindo», no como una necesidad, por lo cual hay muy poco apoyo para la infraestructura de las artes y la cultura. De modo que, especialmente cuando se trata de los movimientos sociales, estos explotan a lxs artistas, les piden que trabajen gratuitamente. En realidad, dentro de los movimientos sociales hay muy pocos empleos para artistas. Por lo general se subvaloran las artes y a lxs artistas y, sin embargo, no puede haber cambio sin un cambio cultural.

No puede haber cambio político sin que la cultura lidere ese cambio.De hecho, la cultura tiene que cambiar primero.
Favianna Rodriguez, artista y co-fondadora del magazine Culture Strike

En mi opinión, una de las razones por las cuales estamos perdiendo en muchos niveles en temas como cambio climático, derechos de las mujeres, igualdad racial, etc. es que no hemos asumido el rol de la cultura, no hemos creado espacio para ello. Las narraciones culturales también están desfasadas—no reflejan la realidad. Estoy pensando en todas las expresiones culturales y creativas: el cine, la música, las artes visuales, la literatura, etc.; todas esas cosas están quedando rezagadas. Y los valores que se difunden son valores que son suposiciones en torno a lo blanco, al patriarcado; siento que vamos por un camino en el cual perdemos.

Mi trabajo se centra en examinar el papel muy fundamental, y poderoso, de la cultura y en verlo desde la óptica de las artes. También verlo desde el punto de vista del empoderamiento de las personas que son más afectadas por estas políticas—y esas son las personas de color, las mujeres y las personas queer. Culture Strike es una organización que ve la cultura a través de un lente de construcción de movimiento, y yo la veo como artista, con ojos de profesional. Actualmente, Culture Strike se centra en los derechos de lxs migrantes, el cambio climático y la justicia racial.

AWID: ¿Cuáles posibilidades ofrece el arte a la construcción de movimiento y la organización por la justicia social?

FR: Ofrece otra manera de ver el mundo—una visión para la clase de mundo que queremos crear; ofrece herramientas para relatar esa historia. Tenemos que contar la historia de lo que queremos y de cómo sería ese mundo. No se trata solo de luchar contra lo que no queremos—también tenemos que ser visionarixs, y lxs artistas somos visionarixs, podemos crear, imaginar ese mundo. Así que lo más importante para mí es presentar una imagen, una canción, una obra teatral, una representación de cómo puede ser el futuro.

AWID: ¿Cuáles son tus visiones para ese mundo?

FR: Tengo una visión de ese mundo como un lugar con una economía que regenera la tierra, una economía no extractiva. Veo un mundo donde el género no existe como una cuestión binaria, sino que las personas son capaces de tener un género con el cual se sienten cómodas. No tenemos roles previstos y además vemos a todas las personas como iguales. Esto significa que las mujeres no crecen en ambientes donde tienen que enfrentar violencia simplemente porque nacieron con una clase particular de género.

También veo un mundo donde lo blanco no es la construcción global dominante; donde hemos desaprendido el racismo y existe igualdad en todo el planeta.

Hemos pasado a un lugar de economías locales porque nos hemos percatado de que usar tanto combustible fósil como lo estamos haciendo es demasiado caro y los costos son demasiado grandes. Lxs artistas somos muy vitales en esa cultura.

AWID: Tus visiones y tu trabajo se centran en tres temas principales: las personas migrantes, la justicia climática y el racismo. Entonces, ¿qué piensas de estas cuestiones en relación con el nuevo presidente y gobierno de Estados Unidos?

FR: Es un gobierno entrante fascista, que será represivo en todos esos frentes. Ya está sucediendo; las personas que él está incorporando a su gabinete son supremacistas homofóbicxs blancxs y niegan el cambio climático. Preveo mucho sufrimiento, lamentablemente de la gente y del planeta, porque las personas que él está trayendo sencillamente no tienen conciencia y en verdad son retrógradas y peligrosas en su enfoque.

Al mismo tiempo espero que como comunidades nos organicemos muy bien[1] que realmente empecemos a llevar gente a los cargos públicos. A veces los movimientos sociales sienten que la política electoral es muy aburrida, pero necesitamos elegir personas con nuestros valores, tenemos que sacar a todos estos hombres cisgénero de sus cargos porque están completamente desconectados. Constituyen menos de la mitad de la población y tienen todo el poder.

Es necesario que examinemos los cargos electos y tengamos un plan de juego que sea holístico. Respecto a las artes—eso tiene que ver con clases, organización e incorporación de nuestra gente en cargos públicos.

AWID: Dices que usemos este sistema democrático para cambiar desde adentro, con gente que tenga nuestras propias visiones. A tu criterio, ¿cuál es el papel que lxs artistas y el artivismo deberían jugar en ello?

FR: El rol del artivismo debería ser ayudar a las personas a desaprender sus prejuicios. Porque tienen prejuicios, porque de hecho no se les está exponiendo a historias sobre el resto del mundo. Todavía tienen miedo. Vivimos en un entorno mediático altamente privatizado y con frecuencia lo que la gente ve no se corresponde con la realidad. Veo el rol de la cultura y lxs artistas presentando una visión de cuán complicadxs somos como seres humanxs. No tenemos un solo color de piel, no tenemos un solo género; todxs somos seres humanxs y todxs tenemos una variedad de experiencias; todxs merecemos nuestros derechos humanos, todxs merecemos sentirnos a salvo, satisfechxs, y tener oportunidades. Es necesario que narremos historias sobre eso, y no se trata solo de relatos positivos, sino también de historias complicadas.

Hay muchas personas que son tratadas como infrahumanas; se les encarcela, sufren abusos y violación, todo lo cual apunta a problemas sistémicos. El comportamiento se ha aprendido en la cultura; por eso tenemos que desalambrar los cerebros de la gente, tenemos que presentar esas historias para poder transformar la cultura y realmente enfatizar nuestra humanidad compartida.

AWID: En tu opinión, ¿cuáles son tres cosas que se necesitan durante el primer año después de esta elección?

FR: El primer paso es un cambio urgente contra el uso de los combustibles fósiles. Tenemos que comprometernos a acabar con los combustibles fósiles, y nuestra dependencia de ellos, en los próximos años. Lo que debemos hacer es una gran inversión en energía solar. El medio ambiente no puede esperar más y para mí eso significa atacar de frente el problema.

También tenemos que investigar de inmediato los procedimientos de la policía estadounidense; es necesario desmilitarizar la policía. Está completamente fuera de control y esto es sistémico. La manera en que la gente está muriendo exige soluciones urgentes.

Necesitamos retirar estas armas, eliminar los poderes hegemónicos y crear otro sistema de rendición de cuentas.

[1] Esta entrevista fue realizada antes de la masiva Marcha de las Mujeres que se llevó a cabo el 21 de enero.

*GDC agradece a Amina Doherty

Category
Análisis
Source
AWID