Decrease Font Size Reset Font Size to Default Increase Font Size

Home Sp / Library / Decretos “islámicos” y pistolas de pintura controlan a mujeres de Chechenia

Decretos “islámicos” Y Pistolas De Pintura Controlan A Mujeres De Chechenia

NOTAS DE LOS VIERNES: AWID conversa con una activista por los derechos de las mujeres en Chechenia sobre el creciente uso de ideología religiosa para amenazar, controlar y atacar a las mujeres en esa república.

Por Lejla Medanhodzic y Masum Momaya

En el verano de 2008, la mezquita más grande de Europa hasta la fecha fue erigida en Grozni, Chechenia, una república federal dentro de Rusia. Dos años antes, en la tierra donde se construyó la mezquita de US$20 millones hubo un intenso conflicto entre fuerzas militares chechenas y rusas. Durante la inauguración de la mezquita, Ramzán Kadýrov, el Presidente de Chechenia nombrado por el Kremlin, declaró su lealtad tanto a Moscú como al “islam tradicional”.

A lo largo de la región, una dolorosa transición desde el socialismo ha dejado a las poblaciones sin una ideología verticalista unificadora, lo cual amenaza la autoridad de los gobiernos en la región. En Chechenia, la aceptación del islam por parte de Kadýrov ejemplifica la búsqueda de nueva ideología para reemplazar la antigua – como también para controlar a la población y mantener el temor en ella.

La lucha de Chechenia por independizarse de Rusia empezó en 1991, con el colapso de la Unión Soviética. Cobró entre 100,000 y 200,000 vidas de civiles en el curso de varios años. Miles de personas chechenas han sido mutiladas, secuestradas, torturadas y ejecutadas. Durante dos décadas, la inestabilidad política y económica ha fomentado corrupción gubernamental, bandolerismo armado y crimen organizado. Incontables activistas por los derechos humanos han muerto y desaparecido en Chechenia y toda Rusia, lo que ha dejado menos opositores a los regímenes dictatoriales en Grozni y Moscú.

Junto a la mezquita vino el plan de Kadýrov de imponer “educación moral”, el cual incluye una serie de decretos que obligan a todas las mujeres empleadas en el sector estatal, y todas las estudiantes escolares y universitarias, a cubrirse la cabeza con un pañuelo.

En contraste, la ley rusa garantiza a todas las mujeres, incluidas las de Chechenia, la libertad para escoger su ropa como parte de su derecho constitucional a la libertad de conciencia. Sin embargo, hasta la fecha el Kremlin no ha emprendido acción alguna para poner fin a estos decretos, mientras que al mismo tiempo mantiene un control despótico en todos los demás asuntos de la República Chechena, tales como el Gabinete político, las reformas económicas y el sistema educativo.

Una joven defensora de los derechos de las mujeres en Grozni, quien pidió anonimato por razones de seguridad, conversó con AWID respecto al creciente uso de ideología religiosa para amenazar, controlar y atacar a las mujeres en Chechenia.

AWID: ¿Fue la construcción de la mezquita un símbolo de cambios en las actitudes hacia las mujeres y el trato que se les da?

Activista chechena por los derechos de las mujeres (ACDM): Se invirtió muchísimo dinero en la mezquita. Es ridículo. Tiene tanto oro, y todo está decorado de manera muy intrincada. Hay candelabros que costaron millones. Y después de ser construida, muchos diferentes representantes espirituales islámicos empezaron a llegar de visita desde varios países islámicos. Y nuestro Presidente, Ramzán Kadýrov, inició esta política de islamización de la República.

Esto ha comenzado a reflejarse, en particular, en la actitud hacia las mujeres. Y ahora ha empezado una tendencia de política violentamente radical. En el verano, funcionarios gubernamentales comenzaron a restaurar las “costumbres tradicionales”, incluso forzando a empleadas del gobierno y chicas estudiantes a cubrirse la cabeza con un pañuelo. Y ahora en los medios de comunicación, los periódicos y la televisión han empezado a decir que no es correcto usar faldas cortas y llevar la cabeza descubierta.

AWID: ¿Cómo se ha aplicado esta política?

ACDM: Inicialmente, Kadýrov puso guardias en las puertas de todas las instituciones públicas y sencillamente no se permitió que ninguna mujer pasara sin un pañuelo en la cabeza. ¡Esto se aplicó incluso a estudiantes muy jóvenes! Los hombres de Kadýrov son muy altos, no se rasuran y son sumamente ignorantes. En general carecen de educación y vienen de áreas rurales. Usan numerosas armas. Y les provocan temor a las mujeres.

Al principio, muchas mujeres intentaron pasar sin pañuelo en la cabeza, pero sufrieron golpizas y lesiones corporales. A menudo hubo peleas físicas, y a los guardias no les importaba si una mujer era joven o anciana. El tiempo pasó. Las mujeres empezaron a llevar el pañuelo en sus bolsos y se lo ponían cuando estaban en instituciones públicas, su lugar de trabajo o la escuela. Al salir de esos lugares lo guardaban de nuevo.

AWID: ¿Sólo a ese nivel se aplicaba la política?

ACDM: No. El verano pasado, los hombres de Kadýrov empezaron a movilizarse en vehículos con vidrios polarizados y matrículas especiales. Cuando estos automóviles transitan por las calles, toda la gente siente miedo porque [esos hombres] pueden hacer lo que se les plazca.

Individuos a bordo de estos automóviles dispararon con pistolas de pintura contra niñas que tenían la cabeza descubierta. Sí, con pintura. Pintura que manchó los cuerpos y la ropa de las niñas. Incluso ahora, en algunas aceras se ven muchas manchas que aún no han sido lavadas. Y como en estos días hay pocos extranjeros o periodistas en Chechenia, a esos hombres no les preocupó dejar pruebas de lo que habían hecho.

Un día, cuando estaba en una peluquería arreglándome el cabello, pasaron por ahí un muchacho y una joven. Ella tenía el pelo suelto; era una chica común y corriente. Un automóvil se detuvo y desde éste empezaron a dispararle con pistolas de pintura. Estaban disparándole en todo el cuerpo y la cabeza. Y no sólo mancharon su ropa con pintura; ella también sufrió lesiones físicas.

AWID: ¿Se siguen usando ahora estas pistolas de pintura?

ACDM: A medida que más personas empezaron a hablar de este trato y tanto mujeres como hombres comenzaron a ingresar al hospital debido a esos altercados, Kadýrov cambió sus tácticas. Puso a representantes religiosos en las esquinas de las calles principales y ellos empezaron a preguntarles a las chicas por qué no llevaban cubierta la cabeza. Decían cosas como: “Es algo bello. Es el renacimiento de nuestras tradiciones”. Supongo que los hombres de Kadýrov estaban tratando de parecer más respetuosos de la ley...

Se distribuyó un panfleto que decía lo siguiente:

“Queremos recordarles que, de conformidad con las reglas y costumbres del islam, toda mujer chechena está OBLIGADA A USAR UN PAÑUELO EN LA CABEZA. ¿No se disgustan ustedes cuando escuchan ‘piropos’ y proposiciones indecentes porque se vistieron de manera tan provocativa y no se han cubierto la cabeza? ¡¡¡PIENSEN EN ESO!!! Hoy las hemos rociado con pintura, ¡¡¡pero ésta es sólo una ADVERTENCIA!!! ¡¡¡NO NOS OBLIGUEN A RECURRIR A MEDIDAS MÁS PERSUASIVAS!!!

En estos momentos [los representantes religiosos] ya no están en las esquinas. Tal vez porque hay frío afuera. Pero las mujeres que trabajan en agencias del gobierno todavía deben usar un pañuelo en la cabeza.

AWID: ¿Hay momentos de posible resistencia en estas situaciones?

ACDM: En ese incidente que ocurrió afuera de la peluquería, el muchacho que iba caminando con la joven, un tipo fuerte, checheno, tal vez novio de ella, corrió detrás del automóvil. Cuando lo alcanzó, los hombres en el interior detuvieron el vehículo, salieron de éste y empezaron a apuñalar al muchacho. Luego llegó al lugar otro automóvil, metieron ahí al muchacho y lo llevaron a una ubicación desconocida. Probablemente le dieron una severa golpiza. Las golpizas son comunes cuando alguien se pronuncia contra la dictadura, contra el gobierno. No hay tolerancia al disenso.

Los hombres de nuestro país que no apoyan a Kadýrov están sufriendo. En estos tiempos, si estás buscando empleo y quieres trabajar para el gobierno, tienes que estar a favor de Kadýrov. Hay personas que se oponen al gobierno y su gestión, pero actualmente sus opciones son limitadas.

Clérigos y funcionarios también están instando a los hombres a “mantener la cordura” y prohibirles a sus hermanas, esposas e hijas que se vistan en formas no islámicas.

AWID: ¿Se relaciona esta reciente violencia contra las mujeres más ampliamente con una falta de derechos para las mujeres en Chechenia?

ACDM: Es difícil responder esta pregunta e incluso concebir la idea de los derechos de las mujeres en Chechenia porque no existe ningún derecho. Los funcionarios del gobierno dicen públicamente que las mujeres no deben ocupar cargos de mayor nivel o de liderazgo. Los mejores puestos en la sociedad son para los hombres.

También se considera innecesario que las niñas chechenas estudien. Por ejemplo, desde mi infancia he soñado con ir a estudiar en Inglaterra. A fin de prepararme, estudié en una escuela especial de idioma inglés. Recientemente, el gobierno checheno negoció un acuerdo con Inglaterra para enviar allá a algunos estudiantes, pero no enviaron a ninguna mujer. Dijeron que las niñas chechenas podrían casarse allá y no era necesario que recibieran una costosa educación británica. Se supone que debemos ser buenas amas de casa, tener hijos y quedarnos cocinando en casa.

AWID: ¿Qué hay del acceso de las mujeres a cuidados y servicios de salud?

ACDM: Muchas mujeres todavía mueren durante el parto en Chechenia debido a la falta de una buena atención. Además, los abortos no se realizan abiertamente. La mujeres que tienen hijos fuera del matrimonio son rechazadas o castigadas por sus familias. Si una joven chechena tiene relaciones sexuales antes de casarse y su familia se entera de ello, habrá consecuencias que a veces pueden ser muy severas.

AWID: ¿Han podido las ONG apoyar a las mujeres en Chechenia?

ACDM: En Grozni, la capital, hay un centro de rehabilitación para mujeres llamado Dignidad de las Mujeres, en el que trabajan una ginecóloga, una psicóloga y una abogada. La psicóloga brinda asesoramiento a mujeres traumatizadas por todo el conflicto, la violencia y la militarización. La abogada se ocupa primordialmente de casos relacionados con pensiones, ayudando a mujeres pobres a transitar por las complejidades de la corrupta burocracia gubernamental. En la mayoría de los casos, el gobierno se ha negado a pagar compensación económica a mujeres que quedaron con discapacidad debido a la guerra, mujeres que perdieron a sus esposos o cuyos hogares fueron destruidos durante en el conflicto. Los servicios legales son prohibitivamente caros, y las mujeres que no cuentan con defensa legal suelen verse obligadas a sobornar a los funcionarios.

El centro también ofrece diversos cursos, incluyendo clases de computación y costura. Ayuda a las mujeres con sus preocupaciones específicas, como brindarles transporte seguro para ir a conseguir lo que precisan y a donde necesitan ir. Muchas de las usuarias del centro vienen de las montañas y de pueblos pequeños fuera de Grozni, en los que hay aun menos servicios disponibles para las mujeres.

Un especial agradecimiento a Angelika Arutyunova y Saira Zuberi por su apoyo para esta entrevista.

Información adicional:

Fuente: Notas de los Viernes de AWID, 21 de enero de 2011. Traducción del inglés: Laura E. Asturias. Título original: ‘Paintball Guns and“Islamic” Decrees Police Chechnya’s Women’.

Leer la versión en ruso de la entrevista aquí.

Licencia del artículo: Creative Commons - Titular de la Licencia de artículo: AWID

Comentarios

Comentarios